lunes, 16 de septiembre de 2013

ASÍ ESTÁ DIOS CONTIGO






«Desde este día comenzaré a engrandecerte ante los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo”

Josué 3:7

El libro de Josué es uno de los escritos más relevantes de la Lealtad de Dios para con su pueblo. Narra el escenario donde tienen lugar los nuevos actos del drama del pueblo de Israel, sus promesas divinas y la lealtad de Dios fiel a su pueblo escogido.



También está lleno de estrategias, acciones militares y triunfos que Josúe pudo realizar rápidamente en los territorios cananeos; e incluso, estableció alianzas con invasores y tuvieron que aprender a convivir en paz. Las conquistas del pueblo de Israel tuvieron muchos inconvenientes pero con la ayuda de Dios, la penetración y las victorias fueron como un relámpago.



La promesa de Dios para con Josué que está en el Libro 3:7, es la misma que le ofrece a sus hijos, es la misma que TE OFRECE A TI; busca engrandecerte, y siempre estará contigo; al referirme a engrandecer, no se trata de dar reconocimiento y establecer dogmas de vida; es a Nombre de ÉL, de Jesucristo, es que sea dada la Gloria.



No son conquistas hechas por ti, o por tus manos, son conquistas de Dios; SU FIDELIDAD POR SIEMPRE está allí…..ahora tu fidelidad a ÉL, está allí? Cumples con sus mandamientos?, está sobre tu corazón la tabla real de su Ley, que es Jesucristo? 



Es importante que nuestro accionar militar, es la Palabra de Dios, esa es nuestra arma, allí están las estrategias, las tácticas, el adiestramiento que Dios nos prepara para cada día; la pericia y las habilidades van de la mano, como lo puedes ver también en el libro de Hechos de los apóstoles,….que hermoso es servirle al Señor.


La enseñanza de la Palabra es esa, que establezcas relación directa con el Señor, que comas el pan diario, Su Palabra, que reconozcas que Jesucristo es nuestro Salvador, Él siempre estará contigo, caminarás con ÉL, te enseñará tácticas, conquistarás tierras en que jamás pensasteis estar, conocerás cosas que tu ojo nunca ha visto y escucharas cosas que jamás has oído;  toma la promesa, porque Dios nunca desampara, ÉL siempre es FIEL, te lo puedo asegurar.

Dios te continúe bendiciendo.


2 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Lo importante es que LAS VICTORIAS NO FUERON DE JOSUÉ, SINO DEL dIOS DE JOSUÉ. Esto es lo que no hay que olvidar

Noemi dijo...

reciban muchas bendiciones, desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com