lunes, 29 de octubre de 2012

EL DON DE FE




La Fe es la gracia mediante la cual Dios capacita al hombre para creer en Él y confiar plenamente en sus promesas. La FE tiene su origen en Dios mismo, que la da. Veamos:
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros pues es don de Dios”. Efesios 2:8.

Hablar de Fe es limitarnos a un concepto que es semejante en naturaleza; todos los cristianos poseemos una fe general, que puede aumentarse a medida que nos alimentemos de la Palabra de Dios y la ejercitemos en nuestras vidas, sin embargo el Don de FE es especial, porque es distinto en grado y aplicación.



El Don de Fe, difiere de la fe salvadora y la fe cristiana normal. La fe Salvadora va muchísimo más lejos, puesto que encierra una confianza absoluta en Dios y en su palabra, así como una entrega de todo el ser a ese Dios en quien creemos y confiamos.

Es interesante notar que en el Evangelio de Juan no encuentras la palabra fe, pero en cambio, se emplea la palabra pisteu (CREER) cerca de ochenta y cinco veces. Tan importante es la fe, el CREER, en el nuevo testamento, que los servidores de Dios son llamados creyentes.

Pero como vamos a centrarnos en el DON DE FE, que no es impartido a TODOS, SINO SOLAMENTE COMO EL Espíritu de Dios quiere, el DON de FE es  UNA manifestación sobrenatural; es una habilidad que recibes de Dios para recibir milagros, protección y sustento sobrenatural, echar fuera espíritus y muchas otras cosas más que el mismo Dios nos da.

Generalmente el DON de FE va acompañado de muchos otros Dones, como el de sanidades o el de Hacer Milagros. Veamos unos ejemplos de ello:


Mateo 14:22. En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.
Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.
Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario.
Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.
Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo.


Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!
Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.
Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.
Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!
Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

Aquellos que poseen el Don de Fe, creen a Dios de tal manera que El honra su palabra como la Suya propia, y El asombrosamente la lleva a suceder.


Hechos 3:1. Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración.
Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo.
Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna. 


Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: - Míranos.-
Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo.
Mas Pedro dijo:- No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. -
Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos;
y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios.
Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios.

El Don de Fe es una dotación sobrenatural por el Espíritu Santo por el cual aquello que es expresado o deseado por el hombre, o dicho por Dios, llegara definitivamente a suceder.


Marcos 4:35. Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado
Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas.
Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba.
Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? 


Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.
Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?
Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?

Explorar el DON de FE es dar lugar a la acción del Espíritu Santo en nuestras vidas. NO es mi fe, es la FE DE DIOS obrando en mí; la fe IMPARTIDA conforme a la VOLUNTAD DE ÉL; NOS DA una capacidad sobrenatural de creer; la imparte el mismo Espíritu; sentirás una seguridad sin límites; una paz, una confianza tan densa, que podrá presentarse cualquier circunstancia difícil y se resolverá, saldrás adelante porque la presencia del Espíritu Santo es la que da el DON DE FE. 


2 de Reyes 6:1. Los hijos de los profetas dijeron a Eliseo: He aquí, el lugar en que moramos contigo nos es estrecho. 
Vamos ahora al Jordán, y tomemos de allí cada uno una viga, y hagamos allí lugar en que habitemos. Y él dijo: Andad. 
Y dijo uno: Te rogamos que vengas con tus siervos. Y él respondió: Yo iré


Se fue, pues, con ellos; y cuando llegaron al Jordán, cortaron la madera.
Y aconteció que mientras uno derribaba un árbol, se le cayó el hacha en el agua; y gritó diciendo: ¡Ah, señor mío, era prestada!
El varón de Dios preguntó: ¿Dónde cayó? Y él le mostró el lugar. Entonces cortó él un palo, y lo echó allí; e hizo flotar el hierro.
Y dijo: Tómalo. Y él extendió la mano, y lo tomó. 

Es tan precioso ese Don, que es un Poder especial que nos eleva fuera del dominio natural u ordinario, nos llena completamente, teniendo una CERTEZA DIVINA puesta en nuestras almas para TRIUNFAR en TODO.


El DON de FE, ANIQUILA toda barrera de duda, ARRASA cualquier incertidumbre.


Y dijo el Señor: «Oíd lo que dijo el juez injusto. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿hallará fe en la tierra?

LUCAS 18: 1
 

Examina y mirate, porque los dones son para la Edificación del Cuerpo de Cristo.
Dios les continúe bendiciendo.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Edificante entrada.

ABEL ADAN dijo...

Gracias.

La Honra sea para nuestro Señor Jesucristo de Nazareth.

Dios te continúe bendiciendo.

Fernando Miriam Juárez dijo...

Ahora puedo entender lo q me.pasa!!
Bendito mi Padre por darme ESA super bendicon!!
Amen

ABEL ADAN dijo...

Que bien fernando.
Lo importante es que el DON que recibimos sea para edificar el Cuerpo de Cristo.

Dios te continúe bendiciendo.

Noemi dijo...

Bendiciones hermanos, les visito desde El Salvador Centroamérica.
Mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

ABEL ADAN dijo...

gracias noemí
por tu visita.

Tremendo testimonio el tuyo.

Dios te coninúe bendiciendo.
Desde Colombia Dios bendiga a tu país El Salvador.

Jose Antonio Moreno dijo...

Como. puedo obtener el don de Fé, es maravilloso

Jose Antonio Moreno dijo...

Como. puedo obtener el don de Fé, es maravilloso

ABEL ADAN dijo...

saludos Jose Antonio:

El DON DE FE, no es impartido a TODOS, SINO SOLAMENTE COMO EL Espíritu de Dios quiere. ¿ verdad que es maravilloso? Importante como los otros dones del Espíritu. Importante que tu le PIDAS a Dios, las cosas que desees, pero al FINAL es ÉL quien examina nuestro corazón y pone el DON en ti.

gracias por participar.

Dios te continúe bendiciendo.

selva Bella dijo...

Muy edificante...y trajo luz a mi vida...grs..paz

abel adan dijo...

saludos selva bella:
la Honra sea para nuestro señor jesucristo.

gracias por participar.
Dios te bendiga.

Jorge Narváez Díaz dijo...

La gracia y Honra sea para nuestro señor Jesucristo. Mi vida ha de cambiar por el poder del espiritu santo y la infinita misericordia. Gracias a Dios y a ustedes por iluminarme.

abel adan dijo...

saludos jorge narvaez:
la Honra sea para nuestro señor Jesucristo.

gracias por participar.
Dios te bendiga.

Anónimo dijo...

Fe impartida osea dios cree por mi su propio Evangelio? Pensamiento agustiniano

Unknown dijo...

Yo recibi el espiritu santo hace mucho tiempo sin buscarlo y desde entonces me siento asi ...tal cual el articulo.Eternamente agradecida de Dios

Anónimo dijo...

Sabes yo expérimenté ese don y tuve una paz incomparable que el mundo no da y sigo creeyendole à DIOS X milagros y sanidades. Dios le Bendiga

ABEL ADAN dijo...

Hay que leer bien: " la fe IMPARTIDA conforme a la VOLUNTAD DE ÉL"....

gracias a los testimonios; la honra sea para nuestro Señor Jesucristo.

Dios les bendiga.

Anónimo dijo...

Amen, linda reflexión Dios les bendiga a todos.

Iglesia Viña La Florida dijo...

Un Hermoso y fuerte aporte. Gracias

Anónimo dijo...

Alguien tiene el don de sanidad o fe entre los hermanos?