viernes, 7 de septiembre de 2012

Una oración por los niños del Planeta


Permíteme un tanto de tu tiempo, para Orar por nuestros muchachos, nuestros pequeños, chicos, jóvenes, recién nacidos. Estimado Dios de Israel, Soberano Padre Celestial, te adoramos y te alabamos, porque eres Grande, Santo y Poderoso; Rey Fiel, Fortaleza nuestra, te damos gracias por nuestras vidas, por nuestra salud, por encaminar nuestro Espíritu a tu Santo Nombre; te damos gracias por Tu Misericordia Señor, haznos limpios ante tu presencia, perdona todos nuestros pecados Dios, tu que nos atiendes con la Potencia Salvadora de tu Diestra. Hoy, en este momento Dios de Israel, te pedimos por todos nuestros pequeños, los niños del mundo, de todos los continentes, de todas las naciones, de toda raza y lengua, dales cobertura Padre Celestial, cúbrelos con tu sangre preciosa Señor Jesucristo, Bendícelos, que Seas Escudo, Roca fuerte, rodéalos a tu favor Señor, que seas Alto refugio, que seas fuerza de Salvación, atiéndelos con tu brazo potente, con la fuerza de tu mano, úngelos con tu Santa Unción, en El Nombre Poderoso de Jesucristo.





Gracias Señor, porque eres Nuestro Rey, Santo de Israel, porque en tu Nombre se alegran los justos, Gracias Padre, Gracias Hijo, Gracias Espíritu Santo; Digno Eres Señor, Amen y Amen.
Gracias por tu Oración. Dios te continúe Bendiciendo.

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Orar por los niños es orar por nuestro futuro
-----
En otro orden. Lamento tener que felicitarte por la victoria de la selección peruana sobre la Vinotinto...risas
-----
A Dios gracias, hasta el momento la historia ha demostrado que tú tenías razón cuando apoyaste al Presidente actual del Perú. que el Señor lo siga ayudando a él y a su equipo de gobierno, pues gobernar un país siempre implica grandes dificultadades
-----
Por favor, ora por nuestro país pues se avecinan tiempos difíceles

ABEL ADAN dijo...

Gracias Alí.
Orar por los niños todos los días. Tercera vez que publico la oración.

----
Acuérdate que tu estimado amigo es de Colombia. Un abrazo, Dios te Bendiga.