jueves, 6 de mayo de 2010

YO SÉ EN QUIEN HE CREIDO; PORQUE ES PODEROSO: CRISTO JESÚS.


Alguna vez, en algún momento, Dios te ha ministrado; te ha entregado Su Palabra, para consolación, exhortación y edificación. Has escuchado Su Palabra de intensidad dulce, que penetra hasta lo más profundo de tu corazón; has sentido gozo, sanidad, salvación, un momento en su presencia quizás llorando, con deleite, a gusto y satisfacción…… Si has estado en permanente intimidad con Él, sabrás lo ferviente y lo Perfecto que es el Señor en su Obra.

La palabra profética pronunciada para ti ha de cumplirse. Jesús la revelaba a sus apóstoles. La Voluntad perfecta del Señor es efectiva. Él es fiel.

Si tú sabes cuales son las promesas de Dios para ti, examínalas nuevamente; deléitate en ellas; conversa con el Señor en Oración y ayuno. Esta es la promesa:

ISAIAS 45:1

Así dice Jehová a su ungido,
a Ciro, al cual tomé yo por su mano derecha
para sujetar naciones delante de él
y desatar lomos de reyes;
para abrir puertas delante de él,
puertas que no se cerrarán:
Yo iré delante de ti
y enderezaré los lugares torcidos;
quebrantaré puertas de bronce
y haré pedazos cerrojos de hierro.
Te daré los tesoros escondidos
y los secretos muy guardados,
para que sepas que yo soy Jehová,
el Dios de Israel,
que te pongo nombre.
Por amor de mi siervo Jacob,
de Israel, mi escogido,
te llamé por tu nombre;
te puse un nombre insigne,
aunque no me has conocido.
Yo soy Jehová y no hay ningún otro.
No hay Dios fuera de mí.
Yo te ceñiré,
aunque tú no me has conocido,
para que se sepa
desde el nacimiento del sol hasta donde se pone,
que no hay más que yo.
Yo soy Jehová, y no hay ningún otro.
Yo formo la luz y creo las tinieblas,
hago la paz y creo la adversidad.
Solo yo, Jehová, soy el que hago todo esto.
Jehová el Creador
»Rociad, cielos, desde arriba,
y las nubes destilen la justicia;
ábrase la tierra y prodúzcanse la salvación y la justicia;
háganse brotar juntamente.
Yo, Jehová, lo he creado.
»¡Ay del que, no siendo más que un tiesto
como cualquier tiesto de la tierra,
pleitea con su Hacedor!
¿Dirá el barro al que lo modela: “¿Qué haces?”,
o: “Tu obra, ¿no tiene manos?”?
¡Ay del que dice al padre:
“¿Por qué engendraste?”,
y a la mujer: “¿Por qué diste a luz?”!».
Así dice Jehová,
el Santo de Israel, el que lo formó:
«Preguntadme de las cosas por venir;
mandadme acerca de mis hijos
y acerca de la obra de mis manos.
Yo hice la tierra y creé sobre ella al ser humano.
Yo, mis manos, desplegaron los cielos
y pongo en orden todo su ejército.
Yo lo desperté en justicia
y enderezaré todos sus caminos;
él edificará mi ciudad
y soltará a mis cautivos;
no por precio ni por dones»,
dice Jehová de los ejércitos.
Así dice Jehová:
«El trabajo de Egipto, las mercaderías de Etiopía
y los sabeos, hombres de elevada estatura,
se pasarán a ti y serán tuyos;
irán en pos de ti, pasarán encadenados,
te harán reverencia y te suplicarán diciendo:
“Ciertamente en ti está Dios,
y no hay otro fuera de Dios.
Verdaderamente tú eres Dios que te ocultas,
Dios de Israel, que salvas”.
Avergonzados y afrentados serán todos ellos;
afrentados irán todos los que fabrican imágenes.
Israel será salvo en Jehová
con salvación eterna;
nunca jamás os avergonzaréis ni seréis afrentados».
Porque así dice Jehová,
que creó los cielos.
Él es Dios,
el que formó la tierra,
el que la hizo y la compuso.
No la creó en vano,
sino para que fuera habitada la creó:
«Yo soy Jehová y no hay otro.
No hablé en secreto,
en un lugar oscuro de la tierra;
no dije a la descendencia de Jacob:
“En vano me buscáis”.
Yo soy Jehová, que hablo justicia,
que anuncio rectitud.

En el Nombre de Jesús de Nazareth.

Dios te continúe bendiciendo.

2 comentarios:

Al� Reyes dijo...

Dios me habla siempre, lo que tengo que estar es dispuesto a oirle y a hacer lo que el mande

ABEL ADAN dijo...

Alí:

Así es y será siempre. En el nombre de Jesús.

Dios te continúe bendiciendo.