jueves, 22 de marzo de 2012

LA VALENTÍA ANTE LAS CIRCUNSTANCIAS

La Palabra hebrea hazaq VALENTÍA, traduce literalmente “mostrarse fuerte”. Generalmente la Valentía proviene de tener un corazón presto, alerta y un espíritu o aliento dispuesto a enfrentarse a cualquier situación. Varios vocablos hebreos se traducen como “valiente” en el Antiguo Testamento. Uno de ellos es gibbbor, alude a un guerrero fuerte, osado y sin temor en la batalla. Se utiliza mucho para designar héroes militares.


La valentía era sumamente apreciada como cualidad de todo hombre, especialmente en la guerra, así se menospreciaba la cobardía.

Habitualmente, relacionamos la valentía con sucesos que tengan que ver con hazañas que se realizan con heroicidad, requiriendo para ello esfuerzo, aliento, vigor, gallardía. En la Biblia notamos muchos héroes valientes, un ejemplo de ellos es David, en 1 de Samuel 16:18 dice: He aquí yo he visto a un hijo de Isaí de Beth-lehem, que sabe tocar, y es valiente y vigoroso, y hombre de guerra, prudente en sus palabras, y hermoso, y Jehová es con él..

Jeroboam hijo de Nabat, Ephrateo de Sereda, siervo de Salomón, era valiente y esforzado.


Nótese que la mayoría de hombres valerosos que se mencionan en la Palabra de Dios hicieron proezas en campos de batalla o situaciones de ofensiva y que usaban ambas manos cuando estaban armados:

Estos son los que vinieron a David a Siclag, estando él aún encerrado por causa de Saúl hijo de Cis, y eran de los valientes ayudadores de la guerra. Estaban armados de arcos, y usaban de ambas manos en tirar piedras con honda, y saetas con arco. De los hermanos de Saúl de Benjamín: El principal Ahiezer, después Joas, hijos de Semaa Gabaathita; y Jeziel, y Pheleth, hijos de Azmaveth, y Beracah, y Jehú Anathothita; E Ismaías Gabaonita, valiente entre los treinta, y más que los treinta. 1 Crónicas 12:1.

La Biblia habla de un hombre que hirió a muchos filisteos hasta que su mano se cansó y quedó pegada su mano a la espada:

Estos son los nombres de los valientes que tuvo David: Joseb-basebet el tacmonita, principal de los capitanes; éste era Adino el eznita, que mató a ochocientos hombres en una ocasión. Después de éste, Eleazar hijo de Dodo, ahohíta, uno de los tres valientes que estaban con David cuando desafiaron a los filisteos que se habían reunido allí para la batalla, y se habían alejado los hombres de Israel. Este se levantó e hirió a los filisteos hasta que su mano se cansó, y quedó pegada su mano a la espada. Aquel día Jehová dio una gran victoria, y se volvió el pueblo en pos de él tan sólo para recoger el botín. 2 de Samuel 23:8.

Como se dijo anteriormente la condición de ser valiente la podemos ver únicamente en las manifestaciones del campo de Batalla en el antiguo testamento. 


Pero te diré algo: Todos los que estamos en especial cuidado de Dios estamos exhortados a ser valientes y no temer. “Buscarás a los que tienen contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra. Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. Isaías 41:12-13.

Aunque en el Nuevo Testamento la palabra valiente no es utilizada, si se usa la palabra FUERTE. Lucas 11:21-22 11:21 Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee.Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín. 



En lo personal, valiente es Aquel que tiene valor o actúa con mucha determinación ante situaciones arriesgadas o difíciles. Para mí JOB fue un valiente al superar las pruebas a las que estuvo expuesto y nunca utilizó un arma; solo su FE en Dios.
 
Noemí, Ruth, Esther fueron mujeres valientes sin usar espadas, porque su ardor, su corazón estaban entregados al Señor.

La mejor espada que puedes tener es la Palabra de Dios; en ambas manos debes tener la fe y la convicción de que Cristo, Jesus de Nazareth, es tu Salvador; a diario tener pegada sobre tu mano la espada de la Promesa de Dios sobre ti. 

El campo de batalla no es sobre una porción de terreno, ahora no consiste en buscar estrategias de posición, o maniobras de ventaja sobre ataques; el campo de batalla es sobre regiones celestes, en las que a diario estás; Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.


Valiente es aquel que es FIEL y lleva a Dios siempre en su corazón y hace Su Voluntad; así eres eficaz, activo y esforzado; Valiente es aquel que pese a las circunstancias por las que atraviesa, sabe que confía y tiene a Cristo quien lo cuida, lo protege y lo entiende; porque sabes que Él hace misericordia, juicio y justicia en la tierra.

Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio, y justicia en la tierra: porque estas cosas quiero, dice Jehová. Jeremías 9:23

Dios los continúe bendiciendo.

8 comentarios:

Mariela dijo...

Paz, siervo que linda entrada...y sí es verdad en la batalla sé ven los valientes...
Una vez que estaba pasando una dificultad escuché decir que el espíritu Santo no está enfermo y esa palabra me fortaleció ya que aveces cuando la salud no ayuda el espíritu Santo es quien no dá la fuerza y el valor para hacer la volundad de Dios.
Dios lo siga bendiciendo!!! Mariela

ABEL ADAN dijo...

Gracias Mariela.

Dios te continúe bendiciendo.

Miguel de la Torre Padilla dijo...

Te sigo desde hoy, un saludo desde Jaén

ABEL ADAN dijo...

Gracias Miguel,

invitado a este espacio

Dios te bendiga grandemente.

Alí Reyes H. dijo...

Valiente no es el que tiene miedo, sino el que logra controlarlo ¿Y cómo lo controlamos? Respuesta: Si es Dios el que nos controla a nosotros

ABEL ADAN dijo...

Estimado Alí:

perfecta respuesta;

Dios te bendiga.

Unknown dijo...

Como saber o cono decidirme entre 3 listas politicas en mi trabajo, a la luz del Evangelio? Con los consiguientes enfrentamientos que implica con los que no comparten lo que decida.

ABEL ADAN dijo...

Saludos anónimo:
quisiera que dieras a conocer tu nombre y profundiza tu situación.

Dios te bendiga.