sábado, 9 de mayo de 2009

ASI TE INQUIETA EL SEÑOR


Muy de mañana en la madrugada, cuando te quitan el sosiego, cuando turban tu quietud, en muchas ocasiones te sientes molesto por tanto alboroto o conmoción. Pero cuando esa alteración proviene de El Señor, en ti hay tranquilidad y serenidad. El Espiritu de Dios es el encargado de rondar de noche, a cada instante vela por ti y te levanta. Tu ánimo se inclina hacia ÉL, intentas encontrar respuesta en El, abre tus ojos muy de mañana y despiertas sorprendido porque han perturbado tu sueño. Dejame decirte que es Jesus inquietandote.
En el libro de Samuel podemos encontrar un ejemplo. Samuel ( que quiere decir nombre de Dios) fue un jefe simeonita, el profeta, contemporaneo de Saul y David. Mientras fue muchacho experimentó el llamado profetico. Veamos:

El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia.Y aconteció un día, que estando Elí acostado en su aposento, cuando sus ojos comenzaban a oscurecerse de modo que no podía ver, Samuel estaba durmiendo en el templo de Jehová, donde estaba el arca de Dios; y antes que la lámpara de Dios fuese apagada, Jehová llamó a Samuel; y él respondió: Heme aquí. Y corriendo luego a Elí, dijo: Heme aquí; ¿para qué me llamaste? Y Elí le dijo: Yo no he llamado; vuelve y acuéstate. Y él se volvió y se acostó. Y Jehová volvió a llamar otra vez a Samuel. Y levantándose Samuel, vino a Elí y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Y él dijo: Hijo mío, yo no he llamado; vuelve y acuéstate. Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada. Jehová, pues, llamó la tercera vez a Samuel. Y él se levantó y vino a Elí, y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Entonces entendió Elí que Jehová llamaba al joven. Y dijo Elí a Samuel: Ve y acuéstate; y si te llamare, dirás: Habla, Jehová, porque tu siervo oye. Así se fue Samuel, y se acostó en su lugar. Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye. Y Jehová dijo a Samuel: He aquí haré yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos oídos. Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin. Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado. Por tanto, yo he jurado a la casa de Elí que la iniquidad de la casa de Elí no será expiada jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas.1 De Samuel 3:1.

Notese cuando la Palabra de Dios dice " y antes que la lámpara de Dios fuese apagada, Jehová llamó a Samuel". Quizás fue en madrugada. Aunque la lámpara encendida también nos da a entender que el Señor esta presente en medio de su pueblo y que va actuar a favor de él. Pero quiero decirte que, en el tiempo anterior al amanecer es cuando con más frecuencia puedes intentar escuchar al Señor. Si tienes un llamado, si no has experimentado intimidad, ÉL te inquietará, te hará postrar y harás oración delante de Él; cenarás, comeras pan, tendrás un verdadero AMOR y no con tus propias fuerzas realizarás tu misión, sino con las fuerzas de Mi Señor Jesucristo, con Su Gracia, y Su Palabra. Tienes que ir a Su Trono Celestial, porque Jesus nos ha dicho:

"He aqui yo estoy a la puerta y llamo: si alguno oye mi voz y abre la puerta entraré a él y cenaré con él y él conmigo".

Dios los continúe Bendiciendo.

8 comentarios:

GerardoA dijo...

Apreciado amigo Adán, Gracias por pasar a visitarme, y dejar tus comentarios valiosos. Te felicito por el tema que expones, Me recuerdas los tiempos hermosos del llamamiento santo y el desafio a su vez que este implica.
Es cierto; muchas veces cuando menos lo pensamos el Señor viene y se manifiesta para hablar y tratar nuestro corazón a solas, Pero tenemos que ser entendidos del Kairos ( tiempo oportuno) que se abre para Tal llamado y trato.
Tu amigo G.A Kadosh.

ABEL ADAN dijo...

Estimado Gerardo:

Muchas veces el llamamiento santo lo dejamos como algo pasajero.
Es bueno en la iglesia de Dios tenerlo siempre vivo, encendido y claro.
La oportunidad y la ocasión precisa para estar con el Señor debe ser PERMANENTE. Es agradable estar en Su presencia.

Gracias por tus comentarios, muy instruido tu blog, que el Dios de Israel te continúe bendiciendo.

Cristo te ama.

Paula Andrea dijo...

Hola Adán.. como lo manifiestas es fundamental estar en comunión con Dios... porque él esta a las puerta y llama pero a veces nuestros oídos espirituales estan sordos al llamado, ensimismados en problemas que solo Dios nos puede ayudar a solucionar...
Sentir a Dios y a su santo espíritu es algo inexplicable y aunque a raticos somos un poquitin despistados con sus cosas él esta redargullendo para no dejarnos caer... esa es su promesa.. nada nos separará del amor de cristo ..absolutamente nada...

bendiciones mil desde mi blog
www.levantatusmanos.blogspot.com

ABEL ADAN dijo...

Hola amada paula:

Por eso es importante el ayuno y la oración.

Aunque Dios nos llama de numerosas maneras. Por medio del Espíritu Santo a través de su Hijo Jesucristo, tenemos ese llamado.

Dios te continúe Bendiciendo

Jany Sabino dijo...

Fui llamada con vara de hierro por que era muy rebelde como la casa de Isrrael quede ciega h hoy dia recupere la vista por la miserricordia de Dios y ahora el el señor me inquieta a las tres de la mañana siento llamado automaticamente y me levanto para doblar rodillas y orar a que se debe expliqueme esto

Jany Sabino dijo...

Fui llamada con vara de hierro por que era muy rebelde como la casa de Isrrael quede ciega h hoy dia recupere la vista por la miserricordia de Dios y ahora el el señor me inquieta a las tres de la mañana siento llamado automaticamente y me levanto para doblar rodillas y orar a que se debe expliqueme esto

Jany Sabino dijo...

Fui llamada con vara de hierro por que era muy rebelde como la casa de Isrrael quede ciega h hoy dia recupere la vista por la miserricordia de Dios y ahora el el señor me inquieta a las tres de la mañana siento llamado automaticamente y me levanto para doblar rodillas y orar a que se debe expliqueme esto

abel adan dijo...

saludos jany sabino:
desearía que profundizarás más tu exposición.
Continúo orando por ti y los tuyos.
te dejo un versículo: "Entonces descenderé y hablaré contigo allí, y tomaré del Espíritu que está sobre ti y lo pondré sobre ellos, y llevarán contigo la carga del pueblo para que no la lleves tú solo"

Buen testimonio.
Dios te bendiga.