sábado, 13 de septiembre de 2014

LA JUVENTUD Y LAS DROGAS- JESUCRISTO ES LA SOLUCION






A todo aquel que ha caído en el exceso del alcohol o las drogas, estará de acuerdo en que le ha sido difícil resarcir las cicatrices de su pasado; a todo aquel que actualmente tiene esos problemas, le es dificultoso luchar contra una adicción. 


Es posible que la paranoia y la depresión sean sus acompañantes, o gastaran mucho dinero, o se sienten confundidos e incomprendidos, no tienen control de sí mismos, incluso pueden tener pensamientos destructivos y vuelven a caer en la tentación.

Ten en cuenta que la droga, mata y destruye, no solo a ti, sino a la relación de las personas que te aman.
El tema de los narcóticos (drogas alucinógenas) es complejo. Desde el cultivo, pasando por la producción, la comercialización, el tráfico y el consumo, es un camino infernal. Afecta a muchas personas, involucra muchos cómplices, cómplices de la muerte. 

Si te sientes hundido, si deseaste no haber conocido la droga, si te sientes cansado, si necesitas ayuda, si ya no quieres tener esos efectos horribles, déjame decirte que tengo un amigo que presentarte, para que la “pases bien”, alguien que es SOBREDOSIS DE VIDA, Jesucristo Nuestro Señor quien TODO LO PUEDE.  



En tiempos de la Biblia no había esas drogas como las que conocemos hoy, pero no quiere decir que no hayan existido; algunos antiguos usaban ciertas clases de hierbas para sus prácticas, otros para sus habilidades en el conocimiento de las mismas; incluso si tu averiguas la palabra griega pharmakeia, que para nosotros es farmacia, te diré que se traduce como “brujería”; pero no te asustes, Pharmakeia quiere decir PRACTICA, refiriéndose a las “practicas” que hacían algunos antiguos con las hierbas o plantas;
Dios creó las plantas y los animales, y te creó a Ti para que fueses templo del Espíritu Santo y que lo mantengas limpio, puro y santo para la Honra de Dios y tu Salvación.


Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Corintios 7:1.


Te diré que las mandrágoras es uno de los muchos ejemplos de plantas que encontramos en la Biblia y que se usaban para fines amorosos. Algunos estudiosos de las Plantas de La Biblia sugieren el lirio, los plátanos etc como plantas curativas; incluso, existen problemas en los registros arqueológicos sobre la identificación de esas plantas, y sobre su forma de manejo, si era ingerida o fumada;



en Genesis 30:14 puedes encontrar referencias de la misma. El hombre a través del tiempo le va dando a estas plantas un distorsiona miento en su utilización y uso, y puedes verlo a través de la literatura antigua y medieval. 

Lo cierto de todo es que el mundo actual vive con muchos jóvenes que están en el camino infernal de las drogas; La droga es un demonio que juega con tu VOLUNTAD; engaña, mata y destruye;
Acuérdate que No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. Romanos 12:2.


El anterior texto en romanos quiere decir “…. no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto”.
Doy gracias a Dios porque Nunca conocí ese mundo maléfico de las drogas, pero estuve rodeado por amigos que si lo estaban; es difícil hablar de ello, porque en sus miradas vi un vacío, una intervención de un agente externo que te va matando, un ser con muchos problemas, vi un demonio.



Pero quiero decirte, que si le das el Control de tu vida a Jesús, si llenas tu templo del Espíritu Santo, no estarás vacío ni desesperado; toma tu vida y entrégala a Aquel que puede cambiar tu historia, que puede limpiar y poner en ti esa sobredosis de vida; Cristo Jesús.

Dios los bendiga.

domingo, 18 de mayo de 2014

UNA ORACION POR LOS NIÑOS DEL PLANETA

Una oración por los niños del Planeta


Permíteme un tanto de tu tiempo, para Orar por nuestros muchachos, nuestros pequeños, chicos, jóvenes, recién nacidos. Estimado Dios de Israel, Soberano Padre Celestial, te adoramos y te alabamos, porque eres Grande, Santo y Poderoso; Rey Fiel, Fortaleza nuestra, te damos gracias por nuestras vidas, por nuestra salud, por encaminar nuestro Espíritu a tu Santo Nombre; te damos gracias por Tu Misericordia Señor, haznos limpios ante tu presencia, perdona todos nuestros pecados Dios, tu que nos atiendes con la Potencia Salvadora de tu Diestra. Hoy, en este momento Dios de Israel, te pedimos por todos nuestros pequeños, los niños del mundo, de todos los continentes, de todas las naciones, de toda raza y lengua, dales cobertura Padre Celestial, cúbrelos con tu sangre preciosa Señor Jesucristo, Bendícelos, que Seas Escudo, Roca fuerte, rodéalos a tu favor Señor, que seas Alto refugio, que seas fuerza de Salvación, atiéndelos con tu brazo potente, con la fuerza de tu mano, úngelos con tu Santa Unción, en El Nombre Poderoso de Jesucristo.






Gracias Señor, porque eres Nuestro Rey, Santo de Israel, porque en tu Nombre se alegran los justos, Gracias Padre, Gracias Hijo, Gracias Espíritu Santo; Digno Eres Señor, Amen y Amen.Gracias por tu Oración. Dios te continúe Bendiciendo.

sábado, 26 de abril de 2014

EL DIA DE PENTECOSTES Y LA TORRE DE BABEL- PRIMERA PARTE.




Hoy quiero hacer una comparación entre dos sucesos: el día de pentecostés y la torre de Babel. Temas que dejan una profunda enseñanza más allá de lo que pensamos, más allá de lo que vivimos, porque siempre estará en tu pensamiento, siempre estará sobre ti, en cualquier momento de tu vida, la construcción de una torre, o la llama de una lengua de fuego sobre ti.


Vamos a dividir el tema en tres partes: primero hablaremos de la edificación de la ciudad llamada Babel, luego de la reunificación de la humanidad con el derramamiento del Espíritu Santo en el día de Pentecostés y por último las comparaciones al respecto. A Dios pido, en este momento, que nos dé sabiduría para escribir, para explicar, para hacer agradable y grato el mensaje, comprensible a mis hermanos, te bendigo a ti, que lees estas palabras, bendigo a los tuyos, a las personas que amas, en el Poderoso Nombre de Jesucristo de Nazaret.


Bien, trasportémonos para aquella época, en la que toda la tierra tenía una sola lengua, en la que todo el mundo hablaba un solo idioma. 

En la que muchos hombres hallaron una llanura en la región de Sinar, para quedarse a vivir allí ¿se imaginan las llanuras de aquella época? Sin contaminación, pastos verdes, cielo azul, aguas cristalinas. Veamos lo que dice la Palabra de Dios en Génesis 11:1, en la versión reina Valera 1995.



Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras. Aconteció que cuando salieron de oriente hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí. Un día se dijeron unos a otros: «Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego»

Así el ladrillo les sirvió en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla. Después dijeron: «Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéramos esparcidos sobre la faz de toda la tierra».

Jehová descendió para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová: «El pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; han comenzado la obra y nada los hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. Ahora, pues, descendamos y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero».

Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por eso se la llamó Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.



La expresión “torre de Babel” no se encuentra en el antiguo testamento, se emplea para describir la torre que se había proyectado construir como punto de referencia muy elevado relacionado con la ciudad y sus adoradores. Se supone que quedó incompleta al igual que la ciudad, y que era una torre templo escalonada, de varios pisos.



Esta historia relata el paso hacia la urbanización de los hombres; aunque Caín fue el primero que edificó una ciudad (génesis 4:17); las ciudades eran un grupo de casas protegidas por una muralla o defendidas por unas torres dentro de un perímetro. Las calles de las ciudades de aquella época eran muy estrechas, algo sinuosas y sucias. Algunas calles hasta tenían nombre, en la palabra de Dios en el libro de Jeremías lo dice. Pero todos sabemos que la ciudad por excelencia en la Biblia es Jerusalén.


Pues bien, la historia dice que los hombres querían hacer una ciudad y UNA TORRE que llegara al cielo. 


En la antigua Mesopotamia existían como templo, las famosas torres escalonadas llamadas zigurats que tenían varios cuerpos y niveles superpuestos, aunque en el relato, la torre no aparece como un símbolo religioso, o templo de adoración, más bien pareciera una EXPRESION DE ALTIVEZ HUMANA que se suponía construir una civilización para SU PROPIA GLORIA, su propio agrado sin tener en cuenta a Dios.


La torre tenía que llegar al cielo; nótese que esto era un proyecto desmesurado, que pretendía traspasar los límites; La construcción de la torre no tenía nada de malo, lo perverso era su intención. ¿se imaginan cuantos hombres se sacrificaron, murieron en la construcción? Les importaría más la vida de un hombre o la pérdida de un ladrillo?. Inagotables días, de planeación, y ejecución, sobresalen en el relato. 

 Algunos entendidos relacionan la visión de Jacob de una escalera y una puerta del cielo, con un zigurat del tipo que se levantó en Babel.



Otra de las innovaciones en la construcción de esta ciudad,  era el ladrillo y el asfalto. Ya no eran piedras y mezclas. Estaban perfeccionando sus métodos. Algunos eruditos dicen que los ladrillos en la cúspide de la torre, habían de tener el color del cielo. 

Fijémonos bien que lo calentaban con fuego, para hacerlo más firme; en la foto puedes ver la forma artesanal ( no es similar ) pero si puede darnos una idea de cómo lo hacían en aquella época. Originalmente se tomaba el barro, mezclado con paja y se amasaba pisando y saltando sobre él (Nahúm 3:14); se ponían en bloques, dejándolos secar al sol, produciendo piezas de adobe; luego con el descubrimiento del fuego lo cocían. Los israelitas en Egipto fabricaban ladrillos para las grandes construcciones del faraón ( Ex 1:11-14; 5:6).


Del asfalto ni hablar; en el extremo sur del mar muerto valle de sidim, tenía abundancia de pozos de asfalto (génesis 14:10); antiguamente ( y en el presente) lo utilizaban para calafetear barcos, impermeabilizar paredes y pavimentar vías.


El asfalto y el ladrillo eran su materia prima. Sin importar el coste de la mano de obra, todos se ponían al trabajar, costara lo que costara. Hasta la propia vida. El único centro de atención era la construcción de la torre QUE LLEGARA AL CIELO para RESALTAR SU FAMA, su POPULARIDAD.

 
La pretensión de llegar al cielo era una desobediencia a Dios, ya que EL había dado la orden de llenar la tierra; prefirieron concentrarse. Querían ser famosos. 

Quizás la torre la querían hacer para fines religiosos y propósitos idolátricos. No era para usarlos como plataforma para los atalayas, o ponerlos en puestos fronterizos o lugares claves con fines defensivos; querían ser acreditados.


Después Dios bajó a ver la ciudad y la torre que estaban construyendo. Y vio que tenían un solo lenguaje y  que habían comenzado hacer ese trabajo de orgullo propio. Los hombres estaban enceguecidos, nada les iba a impedir su proyecto.

Y entonces fue cuando……BAJARON, NOTESE BIEN en Génesis 11:7….….BAJARON a confundir su idioma, a confundir su lengua, para que no se entiendan entre ellos. En otras versiones dice: DESCENDAMOS; descendamos quiénes? Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo. Aquí estaba la trinidad, algo que muchos debaten, porque no alcanzamos a comprender la Gloria, el Poder, la Misericordia, la Grandeza de Nuestro Dios de Israel.


Así fue como el Señor los dispersó y por eso la ciudad se llamó Babel. La tradición babilónica atribuía al nombre de esta ciudad el significado de puerta de Dios o puerta de los dioses. El relato bíblico no sin ironía, lo asocia en cambio con el verbo del hebreo balal que significa confundir. 


 Aunque todavía no hay pruebas arqueológicas que ratifiquen la presencia de una ciudad en Babilonia, en algunos contextos de la tradición babilónica indican la restauración de una torre templo, lo que sugiere la existencia de una ciudad sagrada en aquel lugar.

Espero que haya sido de agrado dicho relato. 

Dios les continúe bendiciendo.

sábado, 1 de febrero de 2014

LA GRACIA DE DIOS EN TÍ




Sin duda alguna, cuando te miras al espejo ves algo muy bello, realmente bonito; muchos sonreirán, o tratarán de interponer un elemento de duda en su semblante; por lo menos eso dice mi esposa cuando me levanto sin haberme afeitado el día anterior.


Pero aquí lo importante es, que cuando te miras al espejo, ves una hermosa criatura de Dios, hecha para un propósito aquí en el planeta.


En muchas personas Dios ha puesto su “gracia”. La palabra “gracia” viene del griego (járis); el equivalente a “jaris” en el hebreo es el sustantivo “hen” que enuncia la idea de “favor o benevolencia”. En la antigüedad hablar de la gracia era hablar de cortesía, encanto etc; por otro lado se empleaba para describirse a algo bondadoso, algo que tenía un carácter compasivo. Algunos creían y aun creen que la gracia es una fuerza recóndita; pero no. 


Permíteme decirte que la gracia la podríamos definir como la presencia especial de Dios en ti. Es la intervención que Dios tiene en ti, cuando estas oprimido; es el favor inmerecido que Dios pone en ti. Por medio de ella es que Dios obra; es por eso que Pablo dice que su gracia fue dada en Cristo Jesús.


La gracia puede ser lo más agradable que tenga el débil. Es lo que lo hace grato. Por ejemplo, a Jacob ante Esaú, a José ante el faraón, a Rut ante Booz, y otros ejemplos más.
La palabra dice que Dios mostró su favor para con su pueblo Israel. A pesar de ser un pueblo terco y desobediente, la misericordia de Dios siempre estuvo presente. 



Por medio de la Gracia es que tú sales adelante; no con tus propias fuerzas, sino por medio del Amor de Dios.
En Lucas 2:40 encontramos una de las descripciones perfectas de Jesús: El niño crecía y se fortalecía, se llenaba de sabiduría y la gracia de Dios era sobre él.


Dios nos muestra que nos orienta por medio de Su gracia divina. Nos sitúa hacia los oprimidos, a los pecadores, para ayudarles, para que se arrepientan y conozcan de Su palabra.


No es tu actitud amorosa, no es tu obrar generoso; es la Gracia de Dios en ti. Mira tu rostro a un espejo, por muy risible que sea, en el lugar donde te encuentres, en la situación por la que estés pasando, Dios está en ti y saldrás adelante.


Ni el conocimiento o belleza terrenal, podrán estar por encima de ese favor inmerecido que recibimos de Dios, Su gracia; Su gracia, la que nos alienta, nos hace seguir adelante, nos da la sabiduría de lo alto, la que abre puertas, rompe cadenas y excede todo amor. 

Gracias por tu Gracia Señor Jesucristo. Gracias.

Dios te continúe bendiciendo.