martes, 30 de septiembre de 2008

DE LOS NIÑOS ES EL REINO DE LOS CIELOS


הילד

En muchos estudios leo que el reino de Dios no es de los niños. Sino de aquellos que son “como” o similares a los niños.

No se trata de alegar razones, o generar disensiones ya que escrito está: De cierto os digo que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos; pero debemos examinar atenta y particularmente las muestras de amor de Nuestro Señor Jesucristo para con los niños.

Traían a él niños para que los tocara. Al verlo los discípulos, los reprendieron. Pero Jesús, llamándolos, dijo:

—Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él.

Aquí está implícito el sentido de comparación; debes recibir el reino de Dios como un niño, por lo tanto de los niños es el Reino de los cielos.

ASÍ QUE CUALQUIER NIÑO, DE CUALQUIER RAZA, TRIBU, NACIÓN, DE CUALQUIER DOGMA O CREENCIA, DE ELLOS ES EL REINO DE DIOS.

Desde el mismo momento en que estás en el punto de concepción, de fertilización, desde que naces, desde que eres lactante, de ELLOS ES EL REINO DE DIOS. He visto a niños recibir a Cristo. ¿Como puede un niño recibir a Cristo? Te quiero hablar de manera espiritual en este momento.

Conforme a la gracia que me ha sido dada, como representante de Cristo en la tierra quiero que pongas tu fundamento en Jesucristo Nuestro Señor. La niñez es el principio o el primer tiempo de tu vida. Desde el mismo momento en que naces, en que abres tus ojitos, que muestras tu corazón eres de Dios, del Dios de Israel. A ti te pertenece todo su Reino. Tú ya “regaste”, tu ya “sembraste”, Dios te da el crecimiento.

El corazón de un niño obra sin interés, es limpio de culpa, y permanece en Justicia.

La crianza, enseñanza y doctrina recibida por los niños es de vital importancia. Las instrucciones para ellos es que son Salvos por nuestro Señor Jesucristo; que poseen un caballero llamado Espíritu Santo, que los sostiene para manifestar Palabras y Glorificar el Nombre que hay sobre todo Nombre, Nuestro Señor Jesucristo.

Aleluya ¡!!!!